Articles

Discurso publico, discurso oculto, poder y sutileza

In Ciencia Política, Sociología on 04/06/2011 by ars²socialis

Hace un par de años me lei Los dominados y el arte de la resistencia (Scott, James C. 2003 Los Dominados y el arte de la resistencia. Nafarroa: Txalaparta. El libro esta agotado, pero se puede descargar aquí). Hoy, para el Máster de Ciencia Politica, me lo tengo que volver a leer y no lo lamento en absoluto.

La tésis central del libro es que cuando existe un dominio opresivo, directo, personal, entre dominador y dominado, se producen disonancias entre el discurso de unos y otros y el discurso publico, comun. El discurso publico, es lo que los dominados dicen o aparentan para no contrariar a los dominadores y, de alguna forma, es el discurso, el relato que imponen los dominadores para naturalizar la dominacion. A aquellos/as que hayan trabajado género o la realidad LGTB o a los que trabajamos en asociacione o en partidos, esto les sonará. En efecto, muchas veces, se establece un discurso público, aceptable, sobre la situación, sobre la dominación y hay que medir mucho las palabras para no salirse de ahi, aunque en privado, haya otro discurso, un discurso oculto, un discurso que pretende decir todo aquello que callamos en publico y que reivindica la reparacion de todo lo injusto.

En fin, que el libro me parece una genialidad, vamos, aunque no esté contando, como el propio autor reconoce, nada novedoso.

Pero hace un rato, leyendo el texto, me llamo la atencion un pie de página que tenia subrayado:

“Mi análisis no resulta tan relevante para formas de dominación impersonal, a través de, por ejemplo, “tecnicas científicas”, normas burocrática o las fuerzas de oferta y demanda del mercado. Gran parte de la obra de Michel Foucault trata de estas formas de control social que son, para el, esencialmente modernas. Aunque creo que muchas de estas formas de control aparentemente impersonales estan mediatizadas por una dominación personal que es y se vive como mas arbitraria de lo que cree Foucault, acepto su posición de que en los títulos de autoridad basados en normas impersonales, técnicas y científicas, hay algo cualitativamente diferente”. (pag 49)

El caso es que hace tiempo que llevo dándole vueltas a investigar algo similar a esto. Para resumirlo mucho, tengo la sensación de que  una de las cosas que definen el avance en la historia es el progresivo refinamiento de las técnicas por las que los que tienen el poder lo ejercen cada vez mas sutilmente y por tanto con menos oposición por parte de los dominados. La dominación hacia los esclavos era salvajemente evidente y burda y estos no colaboraban, lo que hacia este sistema poco eficiente. La dominacion feudal, aunque seguia siendo evidente, permitia espacios de autonomia, lo que la hacia menos explícita y mas efectiva. La dominación hacia los obreros fordistas, era menos evidente todavía y por tanto mas eficiente, aunque todavia se podían articular respuestas para reequilibrar el poder. Pero en la actualidad, la dominación, a través del consumo, del mercado, a través de planteamientos liberales que defienden, conceptualmente, una mayor libertad individual, es mucho mas sutil, mucho mas invisible, mucho mas impersonal. Podemos decir que la técnica de dominación se ha refinado, desde la desaparición de los jefes verticales, pasando a los equipos de trabajo, los falsos autonomos, la autoexplotación, el hiperindividualismo, la fragmentacion social y un largo etc. Todo, en general, busca que no haya caras que dominen, que no haya responsables directos, que no haya jefes, ni tampoco colectivos unidos y que la dominación sea interiorizada, a través de la interiorización de la autoexplotación como algo deseable y necesario.

Vamos, que creo que esto lo tengo que investigar en algún momento. Me parece fundamental comprender cuales son las técnicas sociales, laborales, ideológicas, de todo tipo, que han logrado ocultar la dominación, el poder, hacer parecer que no existe, que no hay ya clases sociales ni opresión. Las técnicas que han conseguido, como plantea Scott, naturalizar la desigualdad hasta tal punto que pareciera que los ricos no tienen la culpa de serlo y que los pobres lo son por que quieren. Estudiar estos mecanismos sutiles me parece fundamental para comprender como estamos aqui y por que la desigualdad aumenta ya que mientras como sociedad no seamos conscientes de aquellas estructuras que promueven la desigualdad, no seremos capaces de corregirla.

————————————————————————————

Descripción de la idea de investigacion

Objetivo de la investigacion:

Detectar y describir las técnicas por las que se consigue la dominación en la sociedad actual.

Pregunta de investigación:

¿Cuales son las técnicas sociales que permiten, en la actualidad, el aumento y la perpetuación de la desigualdad, económica y de poder?

Hipótesis

No tengo hipótesis, inicialmente. Creo que tengo que investigar temas educativos y económicos, pero antes, tendría que leer algo mas.

Metodologia:

Investigación cualitativa y/o descriptiva. Posteriormente, se puede plantear una investigación mas formalizada

Datos:

ni idea. :P

 

 

Anuncios

6 comentarios to “Discurso publico, discurso oculto, poder y sutileza”

  1. En realidad, la dominación perfecta es la dominación masculina, “madre” de todas las dominación y, efectivamente, cuenta con la complicidad, en parte, de las dominadas, de ahí que resulte tan dificil salir de ella. Supongo que habrás leído “La dominación masculina” de Bourdieau, fundamental porque explica cómo llegar a ese punto en el que el rastro de la dominación desaparece y ésta parece natural. Respecto a la dominación económica, la otra gran dominación, estamos en ese camino.

  2. En el caso de la mujer, la apelación a lo biológico ayuda a “naturalizar” (jaja) mucho la dominación. Pero si, pensaba en el género o en la dominación a las personas LGTB. El armario, por ejemplo, es una estrategia que Scott, en el libro, no menciona explicitamente, pero que es evidente: armarizarse es no expresarse libremente, adaptar tu discurso al discurso publico (heterosexual), el discurso “natural”. Esconde, claro, una dominación, quiza no personal, sino colectiva y hace las vidas invivibles. Hay poder en el armario, no es una eleccion, como se plantea desde la homofobia liberal, como no es una eleccion ser pobre, como plantean los liberales economicos.

    Tomo nota del libro de Bourdie. Y si, sigue preocupándome como la dominación económica avanza en invisibilidad y sutileza. Si no somos capaces de señalar a los responsables, no somos capaces de establecer la relación personal y directa ente el que se beneficia y domina, y el que se perjudica explotado, no habra movilización ni solución.

  3. ¿No cabe la posibilidad de que la dominación parezca más sutil porque, realmente, sea más sutil (esto es, menor)?

    ¿Y cuál sería la «solución» que mencionas en tu último comentario?

    • o creo que hemos avanzado en la historia, si No soy un fanatico marxista que añora la comunidad feudal, salveme el espaghetti volador.

      Pero que la dominación o sus técnicas sean mas sutiles no hace esta dominacion menos intensa. Son dos cosas distintas, creo yo. ¿como sabemos si hay dominacion? un buen indicador es la desigualdad. Si hay gente que se beneficia y gente que se ve perjudicada, esta claro que la estructura social esta oprimiendo a unos y beneficiando a otros. Se podria argumentar que dicha dominación no es consciente, voluntaria o que es impersonal (nadie tiene la culpa), pero aqui si que hay un axioma por mi parte: no creo que los beneficiados por una situación dada, en general, actuen contra ella, por lo que, conscientemente, estan apoyando una desigualdad. Y otro axioma mas: los privilegiados, siempre tienen mas recursos y mas información, por lo que saben mejor lo que les conviene y pueden actuar mejor para lograrlo. Esto, creo yo, no es peregrino: si naces en una familia rica, por regla genera, estaras en contra del impuesto de sucesiones, si eres empresario, por regla general, estaras en contra de los impuestos y los sindicatos etc etc Y en ambos casos, sabes qué te perjudica y puedes actuar en su contra. Sospecho que esas acciones colectivas agregadas y, por que no decirlo, muchas veces coordinadas a traves, por ejemplo, de partidos o asociaciones, tienen el efecto de mantener o promover la estructura de la desigualdad y el dominio. Y, como digo, a diferencia de otros momentos históricos, dichas clases han aprendido que no hace falta, por ejemplo, una servidumbre feudal, para obtener dominio y ventaja, por lo que no las persiguen. En cambio, promueven la desregulacion, la desaparicion del estado, la no regulacion internacional y otras medidas mas sutiles que en apariencia pueden ser inocentes, incluso se pueden argumentar desde la libertad individual, pero que agregadas se traducen, al final, en mayor desigualdad. Como digo, tendria que investigarlo mas.

      Y respecto a la solucion, creo yo que es dificil que haya una solucion definitiva. A diferencia de otras personas mas optimistas, yo creo que estas desigualdades (igual que la de género o la de las personas LGTB) no se solucionan definitivamente, sino que evolucionan, mejoran, empeoran, fluctuan, con los cambios sociales. ¿Pueden desaparecer? es posible, pero es dificil. ¿por que? Por que hay actores que siempre, siempre, buscaran predominio e intentaran modificar la sociedad para obtener ventaja. Sospecho que nunca podremos evitarlo. Lo que si debemos hacer es saberlo, visibilizar la desigualdad y modificar la estructura que permite la desigualdad, por muy sutil y finamente que la imponga.

      Y un comentario final: Segun dicen los estudios, la desigualdad de la actualidad, entre el 1% mas rico y el 99% restante, es, posiblemente, la mayor de la historia y es lógico si pensamos que el proceso de acumulación de riqueza de verdad, comenzó con la revolución industrial. Asi que, en principio, la dominacion es, hoy, mas sutil. Pero mas intensa a la vez.

  4. Tu comentario me lleva a otra consideración, quizás más provocadora que sentida. ¿Por qué es la igualdad un bien per se? Hay igualdades que son muy necesarias desde mi punto de vista: la igualdad ante la ley, la igualdad en dignidad y en derechos. Pero no toda igualdad es necesaria o, incluso, beneficiosa. Los seres humanos variamos mucho físicamente (como dice una profesora mía, «algunos son altos y rubios; otros nacemos bajitos y con menos pelo») y a nadie se le ocurriría, hoy por hoy, que esa sea una desigualdad perniciosa o que deba cambiarse. Por tanto, no es la desigualdad entre el uno por ciento más rico y el noventa y nueve restante lo que me preocupa, sino que el noventa y nueve tenga medios suficientes para alimentarse, vestirse y realizarse como personas: sin contar con qué abismal diferencia les separe del 1%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: