Articles

¿Por qué igualdad?

In Igualdad on 04/12/2011 by ars²socialis

El señor MonEsVil, en los comentarios de la anterior noticia ha lanzado una pregunta bastante interesante, uno de los clásicos de la ciencia social ¿por que la igualdad? Reproduzco aquí la pregunta:

Tu comentario me lleva a otra consideración, quizás más provocadora que sentida. ¿Por qué es la igualdad un bien per se? Hay igualdades que son muy necesarias desde mi punto de vista: la igualdad ante la ley, la igualdad en dignidad y en derechos. Pero no toda igualdad es necesaria o, incluso, beneficiosa. Los seres humanos variamos mucho físicamente (como dice una profesora mía, «algunos son altos y rubios; otros nacemos bajitos y con menos pelo») y a nadie se le ocurriría, hoy por hoy, que esa sea una desigualdad perniciosa o que deba cambiarse. Por tanto, no es la desigualdad entre el uno por ciento más rico y el noventa y nueve restante lo que me preocupa, sino que el noventa y nueve tenga medios suficientes para alimentarse, vestirse y realizarse como personas: sin contar con qué abismal diferencia les separe del 1%.

Y no, no  es mala pregunta. :)

Parto de que estoy hablando de igualdad efectiva, economica y social. Esto es, que como sociedad no haya grandes diferencias en recursos economicos y sociales, en funcion de la clase, raza, genero, orientacion sexual, identidad de género etc.

No es por envidia, como habitualmente plantean los liberales, por lo que se defiende desde la izquierda que la igualdad es deseable per se. Hay diversas consideraciones que hacen que la desigualdad acabe siendo negativa no solo para las personas que la sufren, sino para la sociedad en su conjunto, amen de insostenible a medio y largo plazo.

En primer lugar, la ciencia (epidemiológica, en este caso) dice que la desigualdad es negativa para las personas. No solo la pobreza, sino la desigualdad en si misma, como muestran Richard Wilkinson y Kate Pickett en “The Spirit Level”, un estudio citado por Zygmunt Bauman, que busca correlaciones entre desigualdad interna en los paises ricos y diversos indicadores, como esperanza de vida, problemas sociales y de salud, peor bienestar en los niños e incluso mayor tasa de presos . No son los únicos que apuntan en esta dirección. Hace unos años oí a Vincenç Navarro  en Salamanca apuntar algo similar.

Esperanza de vida y desigualdad en Inglaterra y Gales, de "The Spirit Level"

En segundo lugar, la ciencia política dice que la desigualdad en recursos es negativa per se tambien, básicamente por que acumular recursos económicos implica al final acumular recursos políticos, capacidad de influencia e intervencion social. Cuanta mayor desigualdad económica, mayor desigualdad política y mayor diferencia de poder. Y cuanta mayor diferencia de poder, mas se agrava ésta, pues las leyes se hacen sin tener en cuenta la opinión e intereses de los menos poderosos. Es un proceso cíclico y pernicioso que, además, genera inestabilidad política.

En tercer lugar, la ética política (por lo menos la mía), dice que la desigualdad final, mas alla de la desigualdad de oportunidades, es intolerable moralmene por que la desigualdad y la ventaja en una sociedad estructuralmente desigual, con escasa movilidad social, no estan determinadas por el mérito y la capacidad, sino por estructuras sociales complejas y por la suerte. O dicho de otra forma: en conjunto, ni los pobres se merecen ser pobres ni los ricos se merecen ser ricos, no hay hechos objetivos de merito y/o capacidad que lo justifiquen y, por tanto, dicha riqueza o pobreza, al no depender de méritos del individuo, no premia a los mejores o los que mas se esfuerzan, ni benefician o incentivan que se trabaje por el bien de la sociedad en conjunto. Si los ricos lo fuesen por que enriquecen a todo el mundo, podriamos tener dudas. Pero el hecho es que no son ricos por eso, lo son, en general, por herencia familiar o por suerte: su papel lo podria cumplir igual o mejor, en general, cualquier persona que nació pobre.

Phlippe Pettit y Antonio Estella durante la cena en la Jaime Vera, en el Máster de Liderazgo en la Gestión PolíticaBueno, en cualquier caso, este no es un tema como para cerrar así. Es evidente que se necesitan más estudios, más datos y más argumentos, pero mi formación política y académica me predispone en esta dirección: creo que la desigualdad no es buena, no beneficia a la sociedad ni a la mayoría de individuos y, por tanto, debemos intervenir para reducirla y limitarla. ¿Cual es el límite? Eso es otro tema, interesante de por si. Recordemos que como decia Cicerón, la igualdad y la libertad son dos caras de la misma moneda. La frase no es mía, es de Philip Pettit, este fin de semana, en la Jaime Vera. :) La comparto.

Si, a veces es fácil apostar por los valores y muy difícil encontrar los equilibrios. ¿Conseguiremos poner la moneda del bienesta social de canto, en equilibrio entre igualdad y libertad? Habra que verlo pero sospecho que a día de hoy, desafortunadamente, nos hemos desplazado demasiado hacia una libertad que genera desigualdad, una libertad para unos pocos en realidad. Por que cuando se prioriza la libertad, al final esta acaba beneficiando sólo a aquellos que pueden defender su propia libertad.

Anuncios

5 comentarios to “¿Por qué igualdad?”

  1. Un punto de vista muy interesante.Hay que ayudar a aquellos que no pueden defender sus derechos y darles herramientas para hacerlo. No siempre es fácil, quizás más formación, más oportunidades, más equidistribución de todo aquello que a unos cuantos nos sobra y otros ni siquiera sospechan cuál pudiera ser su utilidad. Verdaderamente díficil el equilibrio.

  2. ¿Tú por qué crees que la gente usa nicknames, criaturita?
    xD

  3. En otro orden de cosas, reflexionando sobre ello me he llegado a convencer de que la igualdad, así, sin más apelativos, no es necesariamente buena [ni, por otra parte, necesariamente mala].

    Un ejemplo clásico de igualdad que acaba siendo nefasta es el comunismo. Se puede reprochar a ese comentario que las experiencias históricas no han llegado a ser verdadero comunismo, y que este nunca se ha producido en la práctica. Pero mi objeción no se ve alterada, porque alcanza incluso el plano teórico. En el comunismo todos reciben lo mismo («de cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad»). Pero esto, que es el culmen de la igualdad, lo es también de la justicia, porque cada uno recibe según su necesidad, sin tener en cuenta si ha trabajado para ello o no; mientras, el emprendedor se encuentra en un sistema asfixiante en que cualquier intención por destacar se ve fuertemente penalizado por la vorágine redistributiva. El resultado final es un empobrecimiento para todos.

    En el otro lado de la moneda, tú mismo has defendido otras desigualdades, con las que yo estoy esencialmente en desacuerdo. Un ejemplo claro son las leyes que en España penalizan siempre y solo a los hombres y nunca a las mujeres. Se puede decir que se pretende tender a la igualdad efectiva y real. Pero yo discrepo de ese postulado. En primer lugar, porque tender a la igualdad no es el fin de las leyes penales, ni son éstas el instrumento idóneo para ello. En segundo lugar, porque se dejan más desprotegidos a personas que acaban pagando, a veces doblemente, por un discurso absurdo. El homosexual que es atacado por su pareja puede verse en una situación de total desamparo: por la incomprensión social, y por la jurídica, que castiga menos al maltratador porque su víctima no es mujer.

    • Por partes.

      Primero, perdón por lo del nick :P

      Segundo, tu argumento de que la igualdad no es ni buena ni mala por que la igualdad extrema es negativa, no es correcto :) Hay muchas cosas, como el beber agua, por ejemplo, que son muy buenas y muy necesarias, pero que en extremo son mortales :)

      Mas. El comunismo no es absolutamente justo. No, en absoluto. Tu mismo lo dices: no tiene en cuenta el esfuerzo, por lo tanto, no esta siendo justo. Para mi punto de vista, no tener en cuenta el esfuerzo es una injusticia y una afrenta al merito como elemento a valorar. El problema es que el capitalismo liberal tampoco tiene en cuenta el mérito y el esfuerzo :) pero lo disfraza hablando de una meritocracia que apenas existe. Si el capitalismo liberal fuese meritocratico no tendria yo problema, pero no lo tendría por que, precisamente, habria mas igualdad y mas movilidad social. En la actualidad, como ejemplo, por mucho que trabajes, te esfuerces y valgas, es estadisticamente casi imposible que llegues al 1% de los mas ricos. Asi son las cosas.

      Y termino: Respecto a la accion positiva, no hay que confundir igualdad efectiva con igualdad ante la ley. Como sabemos, si hay dos actores que no son iguales de manera efectiva (socialmente, agregadamente), que la ley reconozca, como minimo, una igualdad ante la ley del actor mas debil, es condicion necesaria pero no suficiente de alcanzar la igualdad efectiva. O sea, que por que la ley y nuestros valores digan que son iguales los hombres y las mujeres, en la práctica, mirando por ejemplo las tasas de pobreza de unos y otras, eso no es cierto, pero es necesario que se diga si se quiere alcanzar la igualdad efectiva. Por tanto, una intervención legal, una desigualdad legal en favor del actor mas debil, puede, de manera real, fomentar la igualdad efectiva, la igualdad social. Insisto. La igualdad legal es un mínimo para el actor mas débil, perjudicado, una condicion necesaria, pero en muchos casos insuficiente, para alcanzar la igualdad efectiva. Y la igualdad, y creo que aqui diferimos como jurista y sociólogo, no ha de estar en las leyes, ha de estar en la sociedad, de manera practica, efectiva. Si no, tenemos leyes muy bonitas trampeadas por los usos informales hasta mantener una desigualdad de facto.

      Bueno, o eso creo :)

  4. Fe de erratas:

    «…lo es también de la injusticia…»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: